Visor de contenido web Visor de contenido web

Momumento Natural: Tejo de San Martín de Salas


 

El tejo (Taxus baccata), árbol venerado desde la antigüedad por toda la Europa Atlántica, longeva y misteriosa, emblema de la fortuna y signo de protección ante la adversidad, forma parte de nuestra historia: poesías, leyendas, costumbres y rituales se gestaron y practicaron alrededor del tejo sagrado, centro de la vida social y espiritual de nuestros pueblos. A su sombra y amparo nuestros abuelos celebraban conceyus, fiestas y reuniones.
Todo esto ha servido para estimular la imaginación de los cronistas locales que han mencionado el papel de la taxina en primitivos aquelarres, el envenenamiento de las puntas de las flechas que los astures lanzaron sobre las tropas de Augusto y el carácter mágico del tejo para los primitivos celtas, carácter que los primeros cristianos quisieron amortiguar emplazando en los lugares sagrados de los paganos ermitas y capillas. Lo cierto es que de todo ello poco se sabe, pero aún hoy es frecuente la conjunción de pequeñas ermitas a la sombra de tejos centenarios.
En Salas, probablemente una de las zonas de Asturias en las que más fielmente ha permanecido la memoria de esta antigua relación, se conserva un magnífico ejemplar hembra en medio del cementerio de la iglesia de San Martín (Salas), el cual ha sido declarado Monumento Natural por el Principado de Asturias.
Altura: 16 metros
Perímetro del tronco: 6,5 metros
Diámetro de la copa: 12 metros